Urs Schmid encarna el legado de su padre en Zipaquirá

Urs Schmid encarna el legado de su padre en Zipaquirá

El talento y trayectoria de Urs Schmid hace presencia en la majestuosa barra de madera de la cafetería de Zen.atrium y en toda la forja que contienen los espacios de la casa, desde los faroles de la fachada hasta las manijas de las puertas, diseños exclusivos del taller de este reconocido personaje, hijo del arquitecto suizo, Victor Schmid (1.909 – 1.984), quien fue el creador de importantes construcciones en Bogotá que en la actualidad son patrimonio de la ciudad.

Urs Schmid estudió en la Kunstgewerbeschule Zürich, (Universidad de diseño y arte) y ha desarrollado una carrera profesional que hizo eco a la versatilidad, pues no sólo se ha desempeñado como arquitecto, sino también como diseñador industrial y profesor.

“Hice logotipos muy famosos, el de Bima, el de Sam, el de Pescolombia (una pesquería muy famosa de Buenaventura en los años 80)”,  contó como preámbulo mientras narraba detalles de la creación del logo de Zen.atrium que también nació de su inspiración.

“Siempre hago muchos dibujos y el cliente escoge obviamente el que más le gusta. Éste está basado en una tipografía que se llama Helvética que hoy en día se llama Arial, pero que en la época mía, cuando yo estudiaba, hace 50 años, era la famosa Helvética que era la letra suiza, en Suiza todo era con Helvética y pues yo busqué una letra que fuese moderna”, describió.

“Primero se llamó Zentrum, que era el centro de lo que iba a pasar acá, pero como ya el logotipo estaba registrado, yo rediseñe el logotipo sobre Zen.atrium (…) y pues obviamente hice las variantes, no era tan complicado porque básicamente Zentrum ya estaba muy bien concebido”, agregó.

La tarea de educar es otra de sus grandes pasiones. Ha trabajado por más de 18 años en la Universidad del Rosario y más de 37 años en el Colegio Andino. Su plan educativo más reciente ha sido la creación de un taller de arte con reciclaje, calificado como un éxito tanto por estudiantes como por las instituciones en las que lo ha impartido.

“Yo soy profesor de profesión y uno como profesor enseña lo que sabe y sabe que los chinos se van a llevar eso para hacer algo con eso”, reflexionó Urs Schmid.

Las obras de los Schmid han resaltado en la sociedad bogotana por el ingenio de sus creaciones que muestran una clara influencia europea y dejan una marcada pulcritud en sus acabados, características que ahora también hacen presencia en Zipaquirá a través de nuestro Centro Cultural Educativo, que además es Café, Arte y Galería.

“Todos los símbolos de acá son exclusivos, eso no los consigues en ninguna parte, se hicieron especialmente para Zen.atrium. Mi vínculo con Marcel siempre ha sido muy profundo. Los faroles no los consigues sino en mi taller, seguro que los han copiado en muchas partes, porque lo que uno hace lo copian acá, pero nunca tendrán el mismo acabado”, resaltó.

La cercanía que resalta Urs Schmid con los fundadores de Zen.atrium se refleja en uno de los obsequios que donó a la casa, la famosa lámpara “La Jaula”, una de las obras maestras de su padre, diseñada en 1.972 en cuatro materiales: madera, vidrio, forja, y cabuya.

Durante la entrevista, resaltó la importancia cultural y arquitectónica de Zipaquirá: “La admiro, me parece una ciudad divina, la parte vieja es hermosa (…) es muy linda, la tienen muy bien mantenida, no hay eso que encuentra uno en otros pueblos que está la parte vieja y entre tanto unos edificios horribles, no, eso no se ve. Tienen un concepto patrimónico muy muy grande y eso me impactó”.

Urs Schmid es considerado uno de “los amigos de la casa” y tanto su presencia como su huella artística nos honran y dejan importantes demostraciones de su deseo de mantener vivo el legado de su padre.

Daniela Sánchez
Daniela SánchezPeriodista Digital y Life Coach
Directora de Comunicaciones / Redacción Zen.atrium

Te gusto esta publicación?

Califica este post

Voto promedio / 5. Cuento de Votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Síguenos en redes sociales!