Alimentación saludable para la ansiedad en cuarentena

Alimentación saludable para la ansiedad en cuarentena

La alimentación saludable puede resultar una alternativa deliciosa y sin efectos secundarios para el organismo en momentos en los que las visitas a la nevera se han incrementado, así como la ansiedad de comer algo dulce.

En general, los consejos de expertos en nutrición y cuidado del cuerpo se basan en que se pueda limitar el consumo de productos procesados, grasas saturadas, sodio, harinas y azúcar refinada, presentes en los enlatados, embutidos, comidas congeladas, postres tradicionales, entre otros alimentos.

Algunas opciones para sustituirlos son: verduras, frutas, granos, atún o salmón, arroz integral, harina de avena, frutos secos, plátanos, y aceite de oliva. Buscar suministrarle al organismo alto contenido de fibra es la regla más destacada que favorece la actividad del sistema digestivo.

Establecer horarios específicos para comer y merendar también es otra de las recomendaciones de especialistas, no sólo para estos momentos en los que estamos protegiéndonos en casa, sino para los diferentes ritmos de vida, pues este hábito controla la sensación de ansiedad y de hambre.

En el momento de mercar también es importante realizar una lista previa, basada en una planificación de los platos que se van a preparar y que estos contengan el balance de proteínas, carbohidratos, harinas y fibra que el cuerpo necesita para mantener su vitalidad y equilibrio de nutrientes.

La hidratación del cuerpo es otro hábito muy importante que se debe cultivar o conservar. En casa se nos puede olvidar tomar la cantidad adecuada de agua que se necesita, observa tu organismo y apunta en un lugar visible un recordatorio sobre hidratarte.

El primer paso a la hora de cocinar será buscar los beneficios y desventajas de ciertos ingredientes y sus porciones. Por ejemplo, el consumo recomendado de sal, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es de 5 gramos al día.

Con respecto a la ansiedad de comer algo dulce las mejores prácticas son: optar por los postres que sean bajos en azúcar, comer porciones pequeñas, usar opciones más saludables para endulzar como la stevia, fructosa o edulcorantes naturales y cuidar la cantidad a utilizar tanto en bebidas como en el resto de preparaciones. A continuación, Zen.atrium comparte dos recetas saludables, fáciles y prácticas que se pueden implementar en esta cuarentena:

1) Frappé de banano (para una persona)

Ingredientes:

1 Banano maduro, sin cáscara y previamente congelado

250 ml Leche vegetal fría

3 Cubos de hielo

Stevia o algún edulcorante natural al gusto

Complementos opcionales:

Cacao en polvo, coco rallado o canela.

Preparación:

Llevar los bananos a la licuadora con la leche vegetal y los cubos de hielo. Licuar hasta que tome consistencia cremosa y agregar el endulzante de preferencia. Vierte la mezcla en un vaso o copa y agrega por encima el cacao en polvo, el coco rallado o la canela.

Recomendaciones y beneficios:

Este frappé es conveniente ingerirlo a media mañana o después de un entrenamiento o ejercicio físico. Aporta fibra, vitaminas del grupo B y minerales como el potasio y el magnesio, que ayudan a la contracción muscular.

2) Ratattouille tradicional (Para dos personas)
2 Berenjenas

1 Zucchini

2 cdas Aceite de oliva

1 Cebolla cortada en cuadritos

2 Ajos finamente cortados

1 Tomate cortado en cuadritos

300 gramos de salsa napolitana

Albahaca, romero y orégano

Horno: sugerencia 180 °C

Duración en el horno: entre 30 y 40 minutos

Preparación:

Cortar las berenjenas y el zucchini en rodajas. Sofreír en aceite de oliva la cebolla, el tomate, y la salsa napolitana. En un molde, esparcir la mezcla anterior y sobreponer las rodajas de berenjenas y zucchinis hasta cubrir toda la salsa. Esparcir especias como albahaca, orégano y romero por encima de la preparación.

Recomendaciones y beneficios:

Estos vegetales pueden servirse junto con la proteína de un almuerzo o ser parte de una cena acompañándolos con rodajas de algún tipo de queso y tostadas de pan integral. Algunos de los ingredientes utilizados aportan al organismo Vitamina A, B1, B2, C y ácido fólico, lo que ayuda a reforzar el sistema inmunológico y mejorar la resistencia de enfermedades.

Daniela Sánchez
Daniela SánchezPeriodista Digital y Life Coach
Directora de Comunicaciones / Redacción Zen.atrium

Te gusto esta publicación?

Califica este post

Voto promedio / 5. Cuento de Votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Síguenos en redes sociales!